Community Manager

El pasado día asistí a unas ponencias en el IESE  (Universidad de Navarra) con Sebas Muriel, VP Corporate Affairs de Tuenti y ex-responsable de Internet del Gobierno y Carlos Beldarrain, Director General de Expansión.

Tras las ponencias nos fuímos a tomar algo y seguimos hablando sobre este fascinante ecosistema virtual que es internet.

Llegamos a algunas conclusiones muy interesantes, citaré dos:

1º-  En Social Media hablamos personas con personas.

Algo que es sabido por algunos y no practicado por todos los que lo saben, muchas veces por unas directrices más que cuestionables ajenas a la sensibilidad y dinámica de trabajo del Community Manager que debe hacer de tripas corazón, o de arrobas jorobas, como quieras.

Si, personas con personas, como en la vida misma,  no marcas con personas, obviamente para eso ya está la Web, la publicidad, las cuñas de Radio…

Las Redes Sociales son como la plaza del pueblo dónde nos encontramos, cambiamos experiencias, intercambiamos información con algún interés para nuestra comunidad, debes «dar algo» aportar algún valor, regalar información de interés a nuestra comunidad, porque se trata de construir comunidad no de vender nada directamente, mira los Social Media como una plataforma, no como una herramienta.

 

No tenemos que escribir tan sólo para un motor de búsqueda que nos de un buen EdgeRank, debemos ir más allá y no mediatizar nuestro discurso, nuestras conversaciones y entradas en virtud de un robot, teniéndolo en cuenta, si, pero dando prioridad a nuestra Comunidad. Siempre debe mandar el sentido común, lo deseable, lo difícil, es tocar la fibra emocional de nuestra comunidad, el Community Manager debe empatizar con su público.

Por ello es importante huir de todo corporativismo, aunque representes a una marca y seas su embajador, eres una persona, y ellos quieren hablar con personas, la interacción tendrá más éxito así y la comunidad lo agradecerá, mejor una cara que un logo.

2º- Yo huyo de los Cibergurús, aquellos que sientan cátedra con el atrevimiento de la ignorancia.

Sugiero ser audaces, experimentar y equivocarnos. En EE.UU se valora más a un directivo o empresario que ha fracasado varias veces o que se ha arruinado que al que no, ¿por qué?, porque la experiencia lo es todo, da valor a nuestro Know-How y las equivocaciones son el mejor MBA que existe, es otra mentalidad, la experiencia hace al experto.

Se da el caso de que algún cliente puede marcar ciertas directrices más que cuestionables y la Agencia de Comunicación y Social Media debe hacer verdaderos esfuerzos para contentar a todos, incluso a uno mismo…

El deber del Community Manager es estar actualizado en diferentes aspectos como el algoritmo de Google, Facebook y demás, nuestros clientes muchas veces no ven el trabajo que hay detrás de lo que hacemos, el porqué, el cómo, el cuándo…

No arriesgar, no atreverse, hacer lo que hacen los otros es caer en la mediocridad, en el gris, no hay evolución sin error.  Muchos altos puestos directivos están equivocadamente ocupados por personas cuya estrategia para promocionarse fue no hacer nada arriesgado para no equivocarse y ascender sin otro mérito que no haber hecho nunca ruido, ello empobrece las empresas, los proyectos, los países. El triunfo de la mediocridad.

Aquella antigua consigna de ¡La imaginación al poder! debería abanderarse en muchos ámbitos, por supuesto, siempre, repito una vez más, con el sentido común por delante.

No creas en los gurús, ni en aquellos que con su actitud presumen de ser los más listos, porque en Social Media está todo por saber, todo por descubrir, nunca fue más verdad aquí la famosa frase de Sócrates, «Sólo sé que no sé nada» si el VP de Tuenti y exresponsables de Internet del gobierno piensa esto, ¡algo de razón tendrá! ¡sé tu propio maestro! y tampoco creas todo lo que yo te cuento, porque el mejor, quizás,  eres tú.